Mili – ¡Adoptada!

[AFG_gallery id=’16’]

 

Nombre: Mili.
Sexo: Hembra.
Fecha de Nacimiento: Julio 2008.
Raza: Común Europeo.
Manto: Tabby-Blanco.
Esterilización: Si.
Vacunada:
Pruebas: Negativo a Inmuno y Leucemia.
Sociable con gatos:
Sociable con perros:
Origen: Quintes.

 

Su adopción: Puede ser sola o con su hermana Pili.

Nacidas en Julio de 2008, en Quintes, las rescatamos a mediados de Agosto, alertados por los maullidos de Pili, en la parte superior del caserón.  Cuando subimos, la que parecía ser su madre se mantenía a una distancia prudente, también había otro bebe ya fallecido.  Intentamos desparasitarlas externamente, la pulgas estaban terminando con ellas.

Al día siguiente, pasaron revisión veterinaria, seguían apareciendo pulgas, de hecho, Mili apenas tenía sangre ya, estaba invadida de esos parásitos.  Llagas en la boca, desnutrición, principio de hipotermia… Los cuidados veterinarios y la atención persistente consiguieron que salieran adelante, con mucho esfuerzo, pero con éxito. 

Fueron adoptadas pronto, pero su adoptante resultó ser una persona irresponsable, que no dudó en desatenderlas en cuanto cumplieron unos meses y dejaron de ser el dulce bebé de las primeras semanas.  Volvieron a estar en acogida en la Asociación y han permanecido conviviendo con tres gatos propios de una de nosotras. 

Los gatos relacionados genéticamente con ellas, con los que su madre convivió, puesto que vivían en un caserón cerrado, presentan en su gran mayoría alteraciones renales, pancreáticas y/o hepáticas resultado, suponemos, de una intoxicación anterior a nuestra intervención con esa colonia.  De hecho practicamente ninguno de los adultos se encuentra en condiciones óptimas, son saludables, pero están afectados en mayor o menor medida en ese sentido.  Pensamos inicialmente que los bebés no presentarían tal sintomatología, pero en los ultimos meses estamos comprobando que, según van creciendo, los problemas en los que fueron bebes en su día se repiten.

Mili ha estado expuesta a un calicivirus recientemente, lo que hace que haya que vigilar que coma con normalidad y darle refuerzo de comida húmeda.  Las situaciones estresantes le perjudican en ese sentido, por lo que vivir con su hermana en un entorno familiar supone, además de salud emocional, también física.

A pesar de todo ello, son dos gatas saludables y alegres, vitales, llenas de energía y muy divertidas. 

Comportamiento: Les encanta el contacto humano, no extrañan a nadie. Mili es más “madura”, se lo piensa dos veces antes de explorar algo nuevo.  Las dos son muy, muy, muy mimosas con humanos, hasta el punto de parecer celosas si atiendes a otros gatos, con los que se llevan bien, tras un período de adaptación inicial.

 

¡Adoptada!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.