Foto: Nuestra preciosa POLGARA acicalándose.

La imagen de un gato plácidamente tumbado al sol, y lavándose concienzudamente, sin dejar un resquicio de su cuerpo sin recorrer, es algo completamente familiar para cualquier amante de los gatos, pero, ¿sabemos por qué lo hacen?

El gato domestico tiene una bien ganada fama de “limpio”, lo cual se argumenta por las largas horas del día que dedica a lo que conocemos como atusado, ese “ritual” de lamidos hasta por los más recónditos lugares de su organismo, ese repaso con sus patas delanteras previamente humedecidas de saliva para poder acceder a los lugares que no es capaz con su lengua…

Pero el gato no “piensa” en ser o estar limpio. El felino, con una sola acción, la del atusado, está ejerciendo múltiples y relevantes funciones: Desde la básica eliminación de suciedad, pelo muerto o incluso parásitos, hasta cuestiones mucho más “técnicas”.

Un gato que se lame puede estar proporcionándose un maravilloso y relajante masaje, un completo circuito “spa” con la sola ayuda de su lengua y sus manos.

Además, con el atusado, los gatos también distribuyen por su organismo las secreciones de las glándulas de su piel, de sus espacios interdigitales. El animal está dándose un baño en sus propios aromas, impregnándose de su perfume, de su única y exclusiva seña de identidad.
Y es más, el atusado les tranquiliza, por eso no es extraño que un gato muy excitado se ponga a lavarse de forma espontánea.

Cuando un gato no se atusa con la regularidad habitual, debemos pensar que algo “raro” está sucediendo. Esta situación es más frecuente en animales mayores, en aquellos ejemplares en los que “el agarrotamiento” propio del inexorable paso de los años produce una menor flexibilidad; en estos “abueletes” observamos el pelo en peor estado y nudos en zonas concretas. Ante estos casos el veterinario debe valorar la causa de la limitación.

Son limpios, si, por supuesto, pero cuando veamos a nuestro gato en plena faena de atusado, observémosle y aprendamos: se está dedicando un tiempo a proporcionarse bienestar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.