Quintes, nuestro mas querido proyecto.

 

El proyecto Quintes supone, y es aún, el más importante de nuestros retos hasta el momento. Una colonia formada por unos 80 gatos sin esterilizar, dentro de un caserón de 800 m2 , cuya propietaria padecía Síndrome de Diógenes.

Desde que comenzó allí nuestra labor, en Junio de 2008, hasta el día de hoy, los más de ochenta gatos han salido en adopción o permanecen aún en espera, en acogida.

Las condiciones de vida de esa colonia produjeron una intoxicación masiva a todos los integrantes de esa familia felina, y sumado a otras afecciones, ha resultado en problemas de salud, tales como trastornos renales, hepáticos, de páncreas y gingivoestomatitis crónicas.

[AFG_gallery id=’26’]

El siguiente vídeo refleja en buena medida la situación de desamparo en la que se encontraban estos pequeños, malviviendo entre suciedad, frío, enfermedad, parásitos… Esa realidad es muy diferente actualmente, y sería aún mejor de contar con más casas de acogida donde poder socializar a los aún muy tímidos, o mantener a dieta a quienes lo necesitan.

 

 

A pesar de estas necesidades, económicas y de recursos de acogida, los quinteños que aún conviven con nosotros tienen atendidas sus necesidades de manutención y atención veterinaria.  Todos ellos han de comer pienso Renal, por haber estado expuestos a un agente tóxico que les ha producido alteraciones hepáticas y renales de consecuencias crónicas. Otros incluso necesitan medicación de por vida… de lo contrario, el deterioro es evidente.

 

Estas dos pequeñas, salieron del caserón porque oímos unos chillidos muy débiles en la parte de arriba de la casa…

Después de más de tres años y habiendo sido devueltas por sus adoptantes, Pili y Mili siguen necesitando una casa para vivir juntas y ser felices. Aunque salieron de ahí pesando gramos, se intoxicaron también y necesitan pienso especial.

Necesitamos padrinos para atender las necesidades diarias de pienso y medicación, sin ellos, nuestros pequeños supervivientes Quinteños perderían su calidad de vida, enfermarían hasta la muerte, como les ocurrió a tantos de sus compañeros mientras vivieron en el caserón.

 

Por favor, apadrina a alguno de nuestros peques y ayudanos a financiar los cuidados, medicaciones y alimentacion especifica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.